INDUSTRIA 4.O ¿LA INDUSTRIA DEL FUTURO?

Cada día escucha más la palabra 4.0, sea en los centros educativos (universidad,
instituto, etc…) como en los medios de comunicación (la televisión, radio..) o el las
redes sociales. ¿Pero de qué nos están hablando?


La industria 4.0, industria inteligente, según las fuentes oficiales es los siguiente: “es la
completa digitalización de las cadenas de valor a través de la integración de tecnologías
de procesamiento de datos, software inteligente y sensores; desde los proveedores hasta
los clientes para poder predecir, controlar, planear y producir de forma inteligente, lo
que genera mayor valor a toda la cadena.” Hablando en  cristiano, lo que pretende la
industria 4.0 es optimizar los procesos productivos de las empresas de forma eficiente
para satisfacer eficazmente las necesidades de los consumidores con unos productos que
estén a la altura de sus expectativas.


La idea de una industria inteligente nace en 2011, en la Feria de Hanover. Aquella vez,
se describía el concepto como una producción industrial donde todos los productos y las
máquinas estaban interconectados digitalmente. Esto significa que los procesos
productivos de las empresas mejoran sustancialmente dando la oportunidad de captar las
necesidades particulares de cada cliente final satisfaciendo sus necesidades
óptimamente. Además la oportunidad de que todo el proceso productivo este conectado
y además, que por ejemplo los stocks de la empresa esten conectados al centro de
produccion de la misma, ofrece la oportunidad de evitar stocks exageradamente
voluminosos y un excelente manejo de las existencias en cada punto de venta.


Algunos expertos afirman que con la industria 4.0 el 75% de los trabajos del futuro aun
no existen. Ésa afirmación nos hace pensar en que, la incorporación de tantas ventajas a
la industria trae con si, una especialización en la plantilla. Ya se han producido las
primeras aproximaciones a los trabajos del futuro con nuevos cursos formativos en
ámbitos como la ingeniería informática, Big Data, etc. Pues la demanda de puestos con
competencias similares no hace más que crecer a nuestro alrededor.


Dicho esto, y aunque a más de uno le parezca un tema futurista, creo que nos debemos
concienciar de que vamos a ser testigos, muy pronto, de una cuarta revolución industrial
en la que nos tendremos que adaptar tanto como profesionales y como consumidores.
Pues, llegara un momento en el que tendremos a mano productos que satisfagan
necesidades que aún ni las hayamos notado.