Escurre el pantano mientras matas a los cocodrilos

No, todavía no es el día de los inocentes, simplemente esta frase es una metáfora de cómo lograr nuestros objetivos mientras llevamos a cabo el trabajo del día a día.

Esta idea, sacada del conocido libro “I shouldn´t be telling you this” de Kate White, os servirá tanto en vuestra vida profesional como personal, ya que siempre hay cosas para hacer que no nos dejan concentrar todos nuestros esfuerzos en los objetivos a conseguir, pero me temo que no tenemos elección, ya que, tenemos que hacer ambas cosas.

Para ello, reserva un tiempo a la semana, o si puedes al día, para las cosas que quieres hacer (que puede ser desde una lista de empresas donde te gustaría trabajar hasta una búsqueda de clientes para tu nuevo proyecto empresarial) y respétalo, por mucho que haya muchos cocodrilos para matar.

Esta práctica, os ayudará a tener mayor control de la dirección de vuestro esfuerzo, y a la larga una sensación de logro inigualable.

¡Suerte con los cocodrilos!