Tendencia de la economía colaborativa


Existen tendencias entre los consumidores que nos indican que cada vez vamos a compartir todo lo que tenemos con todo el mundo. La economía tradicional que conocemos, pasará a ser la que llamamos una economía compartida o el consumo colaborativo.  Este modelo de economía evoluciona las formas tradicionales de compartir o intercambiar y se consigue gracias a la evolución de internet, y la innovación las nuevas tecnologías. Unas de las grandes tendencias que ha evocado este auge de compartir, viene de la necesidad de llegar a un servicio o producto sin necesidad de comprarlo. Lo cual todo indica que el sistema de compra venta de coches que hasta ahora conocemos, tiene fecha de caducidad.

Según un estudio de ECODES, existen varias razones para el crecimiento de este modelo de consumo colaborativo.  

  1. La crisis del 2008, la gente busca modos de ahorrar su dinero y de poder generar ingresos.

  2. La socialización. Generan comunidades que luego estos crean nuevos modelos de negocio. Buscan la confianza y la socialización.

  3. Razones empresariales. Las empresas se basan en un modelo de estos ya que existe una oportunidad de negocio en ella.

  4. Medioambientales. El intercambio genera una economía sostenible que combate al hiperconsumismo.

  5. B2C y C2C. En el B2C la empresa se encarga de comparar los productos y de alquilarlos. En el C2C son los propios clientes quienes alquilan sus bienes privados.

Como bien venimos diciendo, la movilidad es un ámbito que ya está sufriendo estos cambios. Existen dos modelos diferentes de movilidad, por un lado, el carpooling y por otro el carsharing. El carpooling es un sisema donde se comparte el coche cuando se va de viaje o se hace un trayecto largo. El conductor es el propietario del coche y comparte los asientos libres con otros pasajeros, un ejemplo de ello el famoso Blablacar. El carsahirng por su parte es un servicio de alquilar por horas o días un coche, por ejemplo, Car2go.

En un estudio que hicieron que hicieron los de Xataka en 2016 afirmaron que la clave del futuro era el carsharing y que probablemente pueda evitar que en un futuro aumente la compra de coches. Gracias a los coches eléctricos es posible que la sociedad se vea envuelta en una revolución de la movilidad urbana. La alternativa que estamos planteando nosotros y que ha puesto en marcha Car2go o Emov es muy interesante y tienen mucho valor y que en un futuro desaparezcan los coches de la ciudad y que solamente usemos coches compartidos; “la oferta existente en ciertos escenarios en los que tener un coche a nuestra disposición realmente puede aportar mucho valor” (Pastor, 2016)

En un artículo de The Economic Time  nos da algunas pistas sobre porque los ciudadanos están cambiando su forma de moverse de la ciudad. Por un lado, están cansados de atascos y de largas esperas en las ciudades grandes, por otro, aparcar un coche es un reto, la gasolina que usan los coches tienen un precio muy alto, el Gobierno está preocupado por la huella medioambiental de carbono que dejan los coches y por último, con las nuevas soluciones de coger un coche que este a su disposición provoca que vaya decreciendo la compra de los coches. “One car-sharing vehicle is estimated to replace at least three privately-owned ones.” (Goyal, The Economic Time, 2018)


La movilidad urbana está cambiando a una era más modernizada donde los coches propios irán desapareciendo abriendo paso a coches que se pueden compartir cuando se quiera y donde se quiera. Las tecnologías nos dan indicios sobre este cambio y en algunos lugares se está dando el cambio. Cada vez estamos más concienciados con el medio ambiente, lo cual, esto significa que cada vez somos más conscientes del impacto medioambiental que acarrea el usar el coche solo para nosotros mismos. Así que, si se trata de ayudar al medio ambiente y además nos sale más barato, optamos por le mas económico que es el de compartir.

Los seleccionados para la dinámica de grupo aportaron que si tuviesen coche cogerían el coche antes que el transporte para llegar a ciertos puntos donde es imposible llegar. Confían más en proyectos como Car2go o Emov ya que confían más. Pero si todo lo que conlleva el alquiler de coches propios está bien atado y bien asegurado, no tendrían ningún problema.

Según el informe presentado por Minsait, que trata sobre El sector del seguro, la transformación hacia el risk management integral y personalizado y de tendencias del sector asegurador 2017, “En mitad de un contexto sectorial de fuerte competencia de precios, el cambio en el comportamiento del consumidor, los avances tecnológicos y la facilidad para financiarse de empresas que atiendan las nuevas necesidades, están consiguiendo que el mapa del sector, que parecía una foto fija, esté cambiando.” (Minsait, 2017)

Con las nuevas tecnologías aparecen nuevos riesgos, lo que se necesita es que un nuevo modelo de seguros haga frente a los fraudes y que tenga un control sobre ello. “Se calcula que en el año 2022 habrá 700 millones de vehículos conectados en el mundo y el seguro tradicional del automóvil está obligado a adaptarse a esta nueva realidad”

Las casas de seguros Allianz y Zurich son las aseguradoras pioneras en este asunto de la economía compartida. Las dos aseguradoras son las únicas que se atreven a afrontar el riesgo que conllevan este tipo de negocios y parece que les va bien. Allianz ha presentado un proyecto con la que pretende afrontar la renovación de la economía colaborativa y la tecnología. Se ha adentrado en las nuevas oportunidades de negocio que brindan las tecnologías y ha diseñado un proyecto para el la economía colaborativa siendo el partner de empresas como Car2go.